El cuerpo fue encontrado el pasado 24 de enero después de 42 años de una búsqueda infructuosa e incluso su familia ya había desistido de la búsqueda. El hallazgo tuvo como protagonistas a un grupo de turistas que escalaba el cerro Mercedario. Había desaparecido en marzo de 1981.

Paty Altamirano dejó su vida haciendo lo que más amaba

Marta “Paty” Altamirano amaba las montañas y fue en una de ellas en donde murió. La andinista tucumana murió el 27 de marzo de 1981 cuando sufrió un accidente en pleno ascenso.

Si bien restan las pruebas de ADN correspondientes para terminar de identificar el cuerpo hallado el martes de la semana pasada en lo alto del cerro Mercedario, en la provincia de San Juan, todos los indicios apuntan a que sería Marta Emilia Altamirano.

Sus restos nunca pudieron ser rescatados hasta que un grupo de andinistas integrado por argentinos y norteamericanos lo visualizaron cuando recorrían la cara sur de la montaña de 6.720 metros sobre el nivel del mar (msnm), y ahora sus familiares están expectantes por los resultados que arrojarán los estudios de rigor.

Tan destacada escritora de poemas como amante de las montañas, Marta, apodada “Paty”, tenía 20 años cuando emprendió su viaje a tierras sanjuaninas junto a su hermana Corina y a Sergio Bossini, un reconocido andinista italiano y un recordado precursor del montañismo.

De acuerdo a lo que figura en las crónicas periodísticas de la época obtenidas por diario Huarpe, los tres andinistas llegaron al cerro Mercedario el lunes 23 de marzo de 1981.

Amante de la naturaleza y muy católica, la jóven fue encontrada 40 años después

Cinco días después, las hermanas Altamirano y Bossini decidieron tomarse un descanso tras una jornada intensa de subida e instalaron un campamento para pasar la noche sobre el hielo, a unos 5.000 msnm. Pero de un momento a otro, la tragedia se hizo presente: “Paty” se apartó un poco de sus compañeros de travesía para recorrer la zona donde estaban parando, pisó en falso, se resbaló y cayó en medio de una grieta.

Los intentos de Corina y Sergio por rescatarla fueron en vano. Según los testimonios de ellos mismos en aquel entonces, la vieron fallecida en una grieta del Glaciar del Caballito, no pudieron sacar el cuerpo del pozo y el domingo 29 de marzo debieron iniciar el descenso de la montaña.

El último sábado, gracias a la expedición integrada por el grupo Geras, policías, gendarmes y miembros de la Unidad Fiscal de Investigación (UFI), pudieron rescatar el cuerpo.

Uno de los poemas que escribió

Quién era Marta “Paty” Altamirano

Durante otra de las entrevistas concedidas a medios sanjuaninos y tucumanos a lo largo de esta semana, Corina recordó a su querida “Paty” con afecto y nostalgia. “Tenía 20 años; era una joven llena de vida, apasionada y amaba las montañas”, le contó a La Gaceta de Tucumán.

Además de compartir el amor por la montaña con su hermana Corina, “Paty” también era una destacada escritora de poemas. Uno de ellos, dedicado a la naturaleza y la vida, fue compartido por la familia Altamirano a diario Huarpe y muestra la pasión de la joven por la escritura. “Gracias Dios mío porque siempre estás conmigo, porque siempre te presiento a mi lado. Gracias por dar visión profunda mis ojos para que se maravillen con tus obras”, comienza el mensaje.

 “Gracias por los cerros que hacen estallar mi alma de gozo y dejan exhalar de mis labios suspiros de admiración”, continuó “Paty”, en un evidente agradecimiento a Dios por la existencia de los cerros. Por último, concluyó con una reverencia a Dios por el mundo y la “dicha” de estar vida: “Gracias por los sufrimientos que me hacen comprender a los demás. Gracias por los seres que me rodean y por las flores de mi jardín. Gracias por el mundo y gracias por darme la dicha de habitar en él”.

Cómo continúa la investigación

Frente a las altas posibilidades de que el cuerpo hallado bajo la nieve del cerro Mercedario coincida con el de Martha Altamirano, se confirmó que la extracción de ADN al padre de la joven andinista fallecida en 1981 será este jueves por la mañana en la provincia de Tucumán.

En diálogo con Canal 13 de San Juan, el fiscal a cargo de la investigación, Iván Grassi, detalló que Héctor Altamirano, de 91 años, será sometido a una prueba de saliva que le realizará el personal del Ministerio Público Fiscal. Completado este paso, esta muestra será enviada a San Juan para que sea cotejada con lo que puedan extraer de los restos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.