Un 10 de mayo como hoy, pero de 1973 comenzaba a forjarse la historia de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL) como Institución independiente y con autonomía propia. Este martes la UNSL celebra un nuevo aniversario. Lo festejará el jueves 12 de mayo con la distinción a sus trabajadores y entrega del premio Polo Godoy Rojo.

La Universidad Nacional de San Luis (UNSL) se fundó en 1973. Sus raíces se remontan al año 1939 con la creación de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo) y con la incorporación de la Escuela Normal a su dependencia. Fue así como surge una necesidad de la comunidad sanluiseña de contar con estudios superiores en San Luis y, porque no, de una Universidad propia tomando como referencia la fuerte tradición normalista de la ciudad.

Para el acontecimiento de la creación de la UNSL fueron necesarias unas condiciones de posibilidad histórica como las que comenzaron a gestarse desde mediados de los años 70 cuando todavía se dependía académica y administrativamente de la UNCuyo.

En cuanto al escenario local, comienza a evidenciarse un estado de movilización permanente ante el anhelo por contar con una universidad propia expresado por diferentes sectores de la sociedad y la cultura. Así, los docentes y estudiantes de las distintas unidades académicas con sede en San Luis, el interés genuino de las autoridades provinciales, permitieron que ese deseo se hiciera realidad. A ello se suma la intensa lucha llevada a cabo por la comunidad villamercedina que condujo a la concreción de este proyecto ante la necesidad de contar con una o más facultades o unidades académicas en su localidad.

UNSL recorriendo su historia

En 1940 se crea el Instituto Nacional del Profesorado que da inicio a la jerarquización y profesionalización del magisterio. Estaba dedicado a la enseñanza de las ciencias físico-químicas y comprendía dos profesorados con sus doctorados, el de Matemática y Física y Química y Mineralogía. Posteriormente es reemplazado por el Instituto Pedagógico de San Luis (1941), la formación docente adquiere un nuevo rumbo marcando la emergencia de nuevos campos de saber, el de la pedagogía y el de la filosofía.

En 1946, se eleva el Instituto Pedagógico a la categoría de Facultad de Ciencias de la Educación, incorporándose las Licenciaturas y los Doctorados, se acentúa la tradición humanística y científica de los estudios superiores en San Luis. Se crea también un centro dedicado a la investigación científica, el cual encontró su espacio de realización en el Instituto de Investigaciones Pedagógicas (1948).

Al crecimiento universitario se suma la creación de la Escuela de Farmacia (1951), la consolidación de diferentes áreas de conocimiento reunidas en departamentos, tales como, el de Matemáticas y Física, el Departamento de Ciencias Pedagógicas y el Departamento de Química y Minerología y, la incorporación del Instituto de Física Dr. José A. Balseiro, con asiento en San Carlos de Bariloche (Rio Negro). Acciones que llevan al cambio de denominación en 1958, de Facultad de Ciencias de la Educación a Facultad de Ciencias.

Se establece una estructura integrada por Escuelas constituida por la de Matemática y Física; de Química, Bioquímica y Farmacia; Pedagogía y Psicología y, por último, la Escuela de Física Atómica de San Carlos de Bariloche. El cambio de nombre de la Facultad implicó una transformación que fortaleció el desarrollo de la investigación científica, sin que desapareciera la antigua orientación docente.

En 1969 la Facultad de Ciencias se desdobla en Facultad de Pedagogía y Psicología y en Facultad Físico-Químico y Matemáticas. En 1970 se establecieron nuevas Escuelas dependientes de dichas facultades; la Facultad de Ciencias Físico-Químico-Matemática queda constituida por la Escuela de Química, Bioquímica y Farmacia y la de Matemática y Física. Mientras que, la Facultad de Pedagogía y Psicología queda integrada por dos Escuelas la de Pedagogía y la de Psicología.

Con el Plan Nacional de Desarrollo (1971-1975 Ley 19.039), comienza el reordenamiento geográfico de la Universidad Nacional de Cuyo y con la Ley Nº 20.365 finalmente se produce la creación de la Universidad Nacional de San Luis, el 10  de mayo de 1973, designándose como primer rector a Mauricio López.

A partir de este momento, la Universidad se define abierta a la comunidad, participativa y pluralista. Entre su propuesta se destaca: la transformación de las estructuras académicas en áreas de integración curricular, la departamentalización, el estudio de la realidad nacional, una marcada política extensionista, el servicio pedagógico, la planta piloto de medicamentos, la comisión asesora regional, la Secretaría de Transferencia a la Comunidad. También la concreción de dos (2) complejos universitarios, según la Ley Taiana N° 20.654, el de San Luis que quedó constituido por los Departamentos de Matemática, Química, Física, Ciencias Naturales, Ciencias de la Educación, Psicología y el de Villa Mercedes, por los Departamentos de Ciencias Básicas, Tecnológico, de Relaciones Sociales y Administración.

Durante la dictadura se vuelve al régimen de Facultades para descentralizar el poder concentrado en los distintos cuerpos académicos, se cierran carreras, se modifican planes de estudio, se produce la cesantía de docentes, alumnos/as, nodocentes y la desaparición física de nuestro primer Rector.

Durante la reapertura democrática, el Consejo Superior Provisorio dictó la Res. N° 220/84, por la cual dispuso designar una comisión especial integrada por delegados docentes y alumnos/as para que actuaran en la reincorporación del personal dejado cesante. Que bajo la Ley N° 23.068 de Normalización Universitaria establecía en su Art. 10° cada Universidad asegurará la existencia de su régimen de reincorporaciones.

En 1986 la Asamblea Universitaria definió el destino de la Universidad  cuando se reunió para elegir nuevas autoridades, reformó el Estatuto  Universitario y modificó el modo de elegir autoridades. Por primera vez en el año 2001 se concretó el uso del sistema directo para elegir rector, decanos, directores departamentales y otros cargos.

Durante la etapa democrática hasta la fecha la UNSL comienza a transitar diferentes etapas de crecimiento, desarrollo y proyección en diferentes áreas de conocimiento abriéndose desde una fuerte política extensionista al medio social local, regional y latinoamericano. Así también, viene ejecutando diferentes acciones tendientes a poner en valor su rico patrimonio histórico que podemos constatar en la reciente ordenanza rectoral N° 3, en la cual se crea el Programa de Historia y Memoria de la UNSL.

Con información de Prensa UNSL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *