Hizo anuncios importantes como el incremento del 50%, para los trabajadores, la incorporación de dos nuevas líneas de colectivos y más obras, pero los vecinos en realidad querían escucharlo hablar sobre una solución concreta a la problemática del agua que aqueja a miles de vecinos en la zona norte de la Ciudad.

Más colectivos, nuevas líneas, aumento de sueldos y obras. Los anuncios de Tamayo

Hace meses que en la zona norte, específicamente en la segunda y tercer rotonda, que el agua no llega a las viviendas. Pasan los días, comenzaron las clases y los habitantes de esta zona de la Ciudad deben llenar baldes para poder subsistir ya que ni siquiera les atienden los llamados en los que piden soluciones o que les llenen los tanques de agua.

La realidad desespera. Deben bañarse en casa de familiares o vecinos donde sí tienen agua.

El Barrio 124 viviendas es uno de los ejemplos claros. La escuela Juan Carlos Rodríguez sí tiene agua, pero los vecinos no. Los vecinos reclaman a las líneas habilitadas para tales fines, pero las respuestas son siempre las mismas y las soluciones no llegan.

La faltante de agua acrecienta y no solo repercute en las familias del Barrio Cerro de la Cruz. También se extiende a otros conglomerados como el Barrio Amppya donde también el agua escasea.

“Es simple. No se puede vivir así. El agua no tiene fuerza ni para llenar un balde. Retrocedimos cien años, tenemos que lavar los platos y bañarnos con un balde”, dijo una de las vecinas de la zona de la tercera rotonda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.